¡Bayle!

Bayle, la sociedad de dj’s que se dedica a vestir el acompañamiento musical en los mejores acontecimientos sociales te ofrece:

- la posibilidad de elegir entre los mejores pinchadiscos para amenizar tu evento (ojo, son pinchas famosos, no famosos que pinchan)
- contratar servicios personalizados de alquiler de equipos de sonido e iluminación
- disponer de toda una discoteca móvil que haga de tu fiesta algo inolvidable para todos.

 Hemos creado esta página para tu satisfacción, en ella podrás escuchar sesiones de algunos de los más reputados deejays y coleccionistas del mundo. Todo hecho desde una pasión que nos une: La música.

telefono

Blog

Sonido Costa Fleming

costa1Es muy posible que esto les parezca algo sin pies ni cabeza.  Probablemente estén en lo cierto.  Pero los amigos de Deuca Tuco han tenido la osadía de permitirme un tema libre con el que divagar, novelar y especular, mezclando verdad y ficción sin orden ni concierto, algo socorrido y satisfactorio para aquellos que como uno se hallan a medio camino de casi todo. Y reflexionando tres segundos se me ha ocurrido que voy a intentar hablarle de una obsesión personal en algo tan etéreo y difuso como una presunta escena en una lejana época de un país ya olvidado; Estoy hablando del Sonido Costa Fleming.


Comenzó dicha obsesión como casi todas comienzan; Intentando articular recuerdos y deseos. En una fina línea que los confundía. Motivados ambos por la contemplación extasiada de programas televisivos de variedades donde pululaban las para uno más hermosas mujeres. Desinhibición de fotonovela y voluptuosa modernidad  a partes iguales;
Agata Lys, Ingrid Garbo, Bárbara Rey, Marcia Bell, Nadiuska, Isabel Patton… entonces Diosas y hoy señoras olvidadas, de putrefacta madurez o, con suerte, simplemente ajadas.  Apareció también yendo a sesiones de reestreno en cualquier cine de barrio o, aún peor, de pueblo, en fastuoso programa doble. Lugares donde un leve roce acicalado por un intermitente vaho de perfume dulzón se mitificaba como inolvidable bacanal todavía por llegar. Donde también –por qué no decirlo- iniciales miradas furtivas, nerviosas y de palpitante lascivia, daban pie a tórridos ejemplos de desaforado bizarrismo. Otras cosas ayudaron, claro. La sobredosis de un cine pretendidamente moderno pero de indudables ribetes pacatos, ese que hoy en día continua sin constar en las enciclopedias –atiborradas éstas por dramas acerca de la guerra civil y divagaciones sociológicas- para otra cosa que no fuese la mofa y befa. Un cine al que al menos habrá que concederle, si se pretende ser cronista mínimamente honesto, su realismo incómodo y molesto, su humor zafio y tristón como único escudo, su capacidad para fijar la fotografía de una época. Tampoco quiero olvidarme de las lecturas anárquicas que combinaban aperturismo y doctrina, curiosidad miope y excitación sin guía.  Si dejamos al mando de todo esto a educadores infames y cicerones del atavismo (a lo sumo con buena voluntad) con quienes las divergencias –todas en realidad- no hacían otra cosa que cargar alegremente la querencia ya tenemos el lío armado.

costa4 Porque el Sonido Costa Fleming, caso de hacerlo, es cierto que no existió más allá del Paseo de Recoletos y la calle Doctor Fleming. Fue un espectro difuso atravesado por  el bonvivantismo a escape libre, un talento inconscientemente deslavazado y un hedonismo desaforado, caudaloso. Pelín endogámico si quieren pero infinitamente más salvaje que el  que habitaba en otros pequeños movimientos de mayor calado y resonancia en el tiempo.

 El régimen, visto lo visto (sus huestes estaban formadas por familiares de cargos provinciales, tecnócratas de cartera, empresarios del desarrollismo salvaje y un puñado de aventureros con demacradas billeteras pero con un indudable talento en el arte de vaciarlas) prefirió  pues mantener una especie de zona cero sita en aquel lugar.  Tener controlado el incendio, en pocas palabras. Un lugar en el cual, si cerrabas los ojos y te dejabas llevar apenas, se diría que, al caer la tarde, era la más cosmopolita de las urbes imaginadas.

 Un hetorodoxo y glorioso mejunje musical, desprejuiciado como nunca hubo –y me temo que habrá- otro por aquí sería su característica primordial. Trufado de estilos diversos, por el puro placer, y mucho más abierto y moderno de lo aceptado. Tocado involuntariamente por un espíritu que captó el momentuum con la precisión del mejor fotógrafo, y que estuvo caracterizado tanto por su falta de pretensiones más absoluta de trascendencia como por su nula aspiración en permanecer oculto. Con afán popular e intención de vender. Sin tapujos. Músicos, productores, arreglistas y compositores empeñados en crear con sus competentes instrumentos, las adictivas melodías, los arreglos imaginativos y sus hedonistas partituras la obsesión por un sonido ancho y rotundo, de acuerdo a unos cánones y de melódico éxtasis. Músicas, canciones, que bebían tanto del modern soul como de la canción española, veteadas a menudo de bossanova, del funk o de la incipiente música discode la misma manera que del glam más accesible, el Munich sound dirigido a la pista de baile o el pop con un ojo en las listas. Músicas, canciones que igual saludaban a Gamble-Huff que a Georgio Moroder, a Antonio Carlos Jobim que a Barry White. Sin más filias que las necesarias ni más fobias que aquellas aquejadas de mesianismo y doctrina.

 Artistas –sí, artistas- conocidísimos por sus trabajos alimenticios y que pretendían crear -y triunfar- desde sus propios parámetros estilísticos. Personajes como Alfonso Santisteban adaptando múltiples personalidades (unas veces Jobim, otras Nilovic, unas veces Bacharach, otras Picioni) o Augusto Algueró musicandotodo aquello que se terciase; programas musicales dirigidos por Lazarov(“El Irreal Madrid”) o películas fallidas (“Tuset Street”) de manera extraordinaria, grabando en Londres un disco (“Mi gran amor” o “Laugh laugh”, dependiendo de la edición) que mira a los ojos a cualquier producción europea de la época. Titanes como Manolo de la Calva y Ramón Arcusa  con sus varios sosías (Phil Coddy & Ray Blum, Magic Carpet, Siracusa, Backgammon, The Friends & co) realizando avanzadísimas producciones (pedales wah wah, cuerdas, phasing, mogos y lo que se terciase) y presentándonos a diosas salvajes como Bárbara.  A Paloma SanBasilio y Bebu Silvetti evolucionando el sonido Torrelaguna desde el sello Hispavox.  A Camilo Blanes con su Lp “Solo un hombre”, un disco a reivindicar, producción mayestática, interpretación soberbia; spoken words, gritos y Groove entre una apisonadora de bases rítmicas, Phillie sound en los arreglos de cuerda y viento, perfección pop aún lejana de la caricatura en que devendría. O al mismísimo Julio Iglesias con su plétora de colaboradores (De la Calva-Arcusa, Rafael Ferro, Roberto Livi) viviendo la vida loca, la de verdad. Eso por citar a unos cuantos de entre los que han sobrevivido a la criba. En la retaguardia, generalmente desconocidos pero vitales, una serie de músicos  e intérpretes de primer nivel; Pepe Sánchez, Martin Carretero, Alfonso Saiz,  Merche Valimaña, Tito Duarte, Jorge Pardo, Álvaro Yebenes, Pepe Ebano, Pedro Iturralde y un sin fin más de talentosos músicos.

 
costa2
Porque esa es otra, cualquier estrella, pseudo estrella o parvenú de la época tiene su disco Sonido Costa Fleming. Desde Bruno Lomas a Los Pekenikes pasando por Manolo Gas, Los Albas, Nino Bravo, los 3 sudamericanos, Palito Ortega, Karina, Barrabás, Pop Tops, Elsa Baeza,  Juan Carlos Calderón, Los Módulos, la Orquesta de Greg Segura, Márquez, Pedro Ruy Blas, Jayme Marques, Adolfo Waitzman, Julio Mengod, Sara Montiel, Rocio Durcal, Junior, etcétera, etcétera junto a innumerables ejemplos episódicos olvidados que hoy lucen rotundos (Goyo, Tito Martín, Alcy Agüero y su orquesta pop, Ray Jordana, Jou Cogra,…). Súmenle a todo ello unas decenas de formidables bandas sonoras para películas de tercera, otras tantas de producciones extravagantes y terminen por considerar el puñado de minisellos guarida y reducto donde albergar benditos disparates; Beverly, Tucán, Nube, Benzo, Euterpe, Spiral, GMA, Sauce, Boa, Guitarra,  Penélope, Harlem, Corrida… a menudo propiedad de los mismos compositores que experimentaban y disfrutaban.

costa3Pero ¿Saben?... uno daría lo que no tiene por trasladarse, aunque solo fuese por una noche, a ese paraíso oculto. Agata Lys y Josele Román dándole al Licor 43 y al ritmo Pilé, en medio de una gala de los premios Mayte o, mejor aún, Naranja y Limón, bailando al son de la música del Maestro Antón García Abril para “Crimen imperfecto”. La primera ahuyentando a pretendientes moscones de magras carteras mientras la segunda permaneciendo ajena a las entrepiernas, hipnotizada por el canalillo y los escotes. Alfonso Santisteban y Juan Carlos Calderón sacando pecho como pavos reales pero saludando solícitamente a gran Augusto Algueró en cuanto asomase por las escaleras de Tartufo’s, cada día al brazo de una imponente vicetiple, ora una meritoria de TVE llegada de Alicante y de nombre Ingrid, ora una voluptuosa azafata holandesa de KTM. Todas, a su modo, musas de la cadena Reyzabal. Un estajanovista del arte –tanto del pentagrama como de la carne- que se comía la vida a bocados ante lo escueto e inaccesible de su dieta casera. Porque debe ser insoportable tener en tu frigorífico el mejor de los manjares y que éste no se deje siquiera tocar.

Ver, escuchar, al menos soñar. Aunque, por supuesto, mucho mejor sumergirse, vivir, disfrutar. Siempre tras las búsqueda del instante de placer y de la partitura perfecto. Ese que si resultaba inaccesible se imaginaba o- ¿por qué no?- se creaba. Las hostias debieron (de hecho fueron) muchas y grandes pero cuando acertaban. Ay!, cuando acertaban aquello era el paraíso.

 


Una selección musical cualquiera del Sonido Costa Fleming

PHIL CODY & RAY BLUM “Ibiza sunset"

TITO MARTIN “El mundo llora”

GOYO “Take it over in the morning”

CAMILO SESTO “Fuego”

PEPE LLOBELL ENTERPRISE “More”

AUGUSTO ALGUERO & MADELEINE BELL  “Stay with me forever”

PEPE SANCHEZ “Sentimiento”

MOLL & MOLL “Sentimental”

JULIO IGLESIAS “Un día tu, un día yo”

BEBU SILVETTI “One note samba”

BÁRBARA “Conquistador de cartón”

MAGIC CARPET “Menage a trois”

MANOLO GAS “Indian moon”

LIA UYA “Mientes”

LOS PEKENIKES “Persépolis”

SARA MONTIEL “Touch me”

AUGUSTO ALGUERO “Great expectations”

JOU COGRA “Todo controlado”

JULIO MENGOD “The hyena”

ALCY AGÜERO “Yo quiero bailar”

RAY JORDANA “Luces cambiantes”

NENA CATHERINE “trepa que te trepa”

ADOLFO WAITZMAN “Funk beat”

SIRACUSA “Love games”

ELSA BAEZA “La verdad”

PALOMA SAN BASILIO “Contigo”

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Síguenos en Facebook

Registro

Descargue nuestras pinchadas registrándose. Los mejores prescriptores y DJ´s seleccionan Hits para usted.

Vampisoul. Finest in Vinyl & CD
¡Fabricamos tu vinilo!